Matemáticas manipulativas

¡Hola a todas! No sabéis lo feliz que me hace volver a tener tiempo para escribir en el blog. Hacía mucho que no lo hacía y más con temas sobre educación, metodologías y en concreto sobre el que os traigo hoy: las matemáticas manipulativas. 

¿Habíais oído alguna vez éste término? ¿Es una metodología que practiquen en la escuela de vuestros peques? Tanto si la respuesta es afirmativa como no, os encantará seguir leyendo para conocer un poco más del post que os he preparado en colaboración con Jugaia

 

No sé a vosotras, pero para mi, que siempre me consideré (o me consideraron…) de letras; las matemáticas se me hacían un mundo. Quizás no tanto de pequeña (o no lo recuerdo), pero todos esos garabatos en la pizarra, totalmente abstractos y de los que no entendía su función, se me hacían un mundo. Las matemáticas manipulativas son una metodología que permite a la criatura, a partir de su experiencia y del juego, entender el mundo tan abstracto de los números y las operaciones

Como sé que es un tema denso, he querido hacerlo un poco más atractivo invitando a una mujer que admiro muchísimo, que es una gran entendida en el tema y que además es amiga. Se llama Judit Fabrega, estudiamos juntas Educación Infantil hace muchos años, y (por qué negarlo) gracias a ella aprobé las matemáticas. Así que hoy, os transcribo por aquí, una conversación con ella para que conozcáis más sobre esta metodología. 

Judit, yo te conozco muchísimo, pero, aunque se nos haga raro, preséntate y yo te pongo cara: 

Soy maestra de infantil, doctora en didáctica de las matemáticas en educación infantil y tengo formación sobre disciplina positiva, crianza respetuosa. En definitiva me considero una apasionada de todo lo relacionado con el juego como vehículo del aprendizaje. 

¿Qué son las matemáticas manipulativas?

Las mates manipulativas son una metodología que usamos tanto en infantil, primaria o secundaria. Las personas no aprendemos por un único punto de información (esto es aplicable a las matemáticas y a todo). No es lo mismo aprender algo a través de que alguien te lo cuente, que aprenderlo si puedes tocarlo, mirarlo, vivirlo, hacerlo tuyo. Cuando nos llegan estos diferentes puntos de información, es cuando de verdad aprendemos ese conocimiento, ya que creamos conexiones neuronales que posteriormente nos permitirán aplicarlo en otras circunstancias. Seguramente si únicamente lo hemos escuchado, se nos quedará en la memoria durante un periodo de tiempo y después lo olvidaremos. Las matemáticas manipulativas permiten vivir las matemáticas y que tengan sentido. 

¿Son una moda? ¿Qué carencias tiene la enseñanza tradicional de las matemáticas?

Para nada. Hace muchos años que las personas dedicadas a la educación apuestan por unas matemáticas manipulativas. Mira, Montessori, cuántos años hace que desarrolló su método, o aquí en Catalunya, Maria Antonia Canals que creo materiales y ejemplos concretos de cómo aprender matemáticas. Y ya no solo eso, las matemáticas manipulativas aparecen en el juego infantil de manera espontánea. La carencia más clara que tiene la enseñanza tradicional («hoy trabajaremos el número 1 y todos reseguiremos una hoja llena de unos») es la poca motivación y la falta de sentido. Es un método que no está adecuado al momento evolutivo de las criaturas, ni a como ahora, la ciencia ha demostrado que aprende su cerebro. La neurociencia nos dice que las criaturas tienen que ser activas en su aprendizaje. 

¿Nos puedes poner un ejemplo de matemáticas manipulativas?

Las matemáticas aparecen de manera espontanea desde la primera infancia, siempre hay una parte matemática cuando organizamos el mundo: cuando cocinamos, cuando nos vestimos, cuando vamos por la calle. Los juegos de mesa! Son una manera super natural de sacar las matemáticas. Y en la escuela, no únicamente cuando estamos haciendo «mates» como tal, si no todo lo que después se aplicará en momentos de arte, de juego libre, de ambientes, de música… Las matemáticas manipulativas en parte, es olvidarnos y desaprender. Ponernos las gafas y ver todo el mundo matemático que nos rodea. Y es ahí, cuando acompañamos a las criaturas, las observamos y por ellos mismos descubren fenómenos matemáticas, es ahí cuando los adultos, podemos poner nombre a sus descubrimientos.

¿Cuáles serían para ti los materiales indispensables?

Empezar con material desestructurado como una cesta de los tesoros para los bebés, piezas de madera pequeñas como las de grapat que podremos usar para ordenar, agrupar, hacer mandalas…A medida que las criaturas van avanzando hay materiales que nos ayudan a trabajar conceptos más complejos de manera manipulativa como por ejemplo las regletas para trabajar unidades y decenas, los bloques lógicos, las perlas, materiales para empezar a sumar y a restar

¿Y en casa?

Sin duda, los juegos de mesa! Son una oportunidad brutal para trabajar las mates (¡y mucho más!). Por naturaleza los juegos de mesa tienen las matemáticas intrínsecas (un orden, una pieza a mover, unas normas muy específicas), así que cualquier juego: desde cooperativos hasta competitivos. 

¿Y para el aula?

Evidentemente hay que tener en cuenta la edad, pero sobre todo que sean materiales flexibles, que se puedan usar de varias maneras; para que les de la oportunidad de experimentar y de probar: materiales de geometría, enumeración… Y sobre todo buscar el material en función de aquello que las criaturas estén interesadas en aquel momento. Que sea material de calidad y real.

Un mensaje que quieras hacer llegar a las familias que nos leen:

Pues sobre todo que no se obsesionen , que no se ofusquen si su hij@ no sabe recitar hasta el 20 o hasta el 100, o si giran los números al escribirlo. Todo está dentro de un proceso madurativo, y llega y debe llegar, cuando tenga sentido. Y sobre todo aprovechar los momentos de juego, de disfrutar del proceso y sacarse el miedo de que antes es mejor. Un buen matemático crea matemáticas, no las resuelve. Concentrarnos en que sean críticos y sobre todo sacar la etiqueta de que se te dan bien o mal las mates. Todos somos capaces de ello y el mejor consejo es que disfruten del proceso. 

Espero que a través de esta pequeña conversación que tuvimos Jud y yo os haya servido para ver las matemáticas de otra manera y sobre todo, de disfrutarlas y vivirlas. Tanto si sois familias como docentes, seguro que os interesará saber que en Jugaia tenéis un apartado específico de materiales para aprender matemáticas.

Además con motivo de su séptimo aniversario, tienen toda la web a un 10% hasta el dia 7 de octubre 😉 Espero que os haya gustado el post de hoy ¡nos vemos muy pronto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.