Mesa de estación de invierno

¡Muy buenos días! Hoy os traigo una propuesta para crear vuestra mesa de estación de invierno en casa (o en la escuela, que sé que sois muchas las maestras que me seguís;).

Ya os he hablado en otras ocasiones de las mesas de estación en el blog, pero hoy os voy a repetir algunos de los conceptos más importantes y que más me preguntáis. 

Una mesa de estación es un rincón que preparamos en casa (o en el aula) dónde representamos los elementos más característicos de aquella estación que estamos viviendo. De este modo los niños pueden ver, tocar y jugar con todo lo que después observan fuera de casa y establecen así conexiones, nuevos aprendizajes, juegos, pequeñas historias y preguntas. 

No hay una pauta a seguir al pie de la letra, pero siempre se suelen añadir:

  • Elementos naturales, frutos y frutas de la estación
  • Personajes y/o animales
  • Ilustraciones 
  • Cuentos
  • Material creado por nosotros como botellas sensoriales

Si todavía no os habéis animado a crear vuestra mesa de estación os animo a que empecéis poquito a poco. No hace falta el primer día tenerlo todo, podéis irlas creando y añadiendo con el paso de los años. Podéis comprar pequeños kits o elementos sueltos en LoraLora, sin duda es mi tienda de referencia. Allí encontraréis muchas ideas y todo lo necesario para crear vuestras mesas de estación. 

También podéis crear vosotras mismas (con ayuda de vuestro hij@s) muchísimos materiales para las mesas: pequeños personajes como duendes o gnomos a partir de pegdolls de madera. En este vídeo de IGTV os mostraba cómo:

Y por aquí os resuelvo algunas dudas que a menudo me llegan:

  • ¿Cuándo empezar? Cuando el pequeñ@ muestre interés, no hay una edad fija. Podéis hacerlo vosotros como ritual y que ell@s poquito a poco se vayan uniendo. Es importante que haya superado la fase oral y la de tirarlo todo al suelo. De todos modos siempre podéis hacerla alzada. Nosotros hasta hace bien poquito la teníamos alzada ya que la pequeña lo único que quería era tocar y tirar todo lo que había en ella. Creo que este será el primer invierno que podremos tenerlo a la altura de las dos (¡hasta que el hermano pequeño empiece a desplazarse claro!
  • ¿Cómo lo presentamos? De una manera muy natural, como nos sintamos más cómodas. Podemos dejar que ellos hagan, ir haciendo nosotros propuestas. Seguro que cada estación os salen puestas en escena distintas. Durante la estación también puede ir cambiando, ya que podemos ir añadiendo, por ejemplo, elementos naturales que encontremos en nuestras excursiones en el bosque. 
  • ¿Tiene normas? En nuestra casa sí, pero eso no quiere decir que tenga que ser así en todas. Hay una única norma, y es que el material que hay en la mesa de estación no puede salir de allí. Es decir, podemos jugar con ellos, montarnos mil historias, tocarlos… pero siempre se vuelve a dejar en la mesa. No se cambia de sitio, no se lleva a ningún otro espacio. Si vuestros peques no están preparados para cumplir ese límite podéis esperaros o como os he dicho más arriba, hacerla alzada. 

Os dejo también en enlace con el vídeo de la creación de la mesa de estación de invierno de este año:

Y esto es todo por hoy, ¡espero que os haya gustado! Nos vemos mañana con más contenido que compartir. Mil gracias por estar en el otro lado 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.