Ideas para decorar el salón

¡Hola a todas!

Hoy os subo el último post que me quedaba pendiente de las estancias del apartamento: el salón. Es sobre todo el espacio dónde más tiempo pasamos en la época de frío, así que quisimos que fuera muy acogedor.

Esta estancia esta divida en dos espacios (aunque no físicamente). En la parte justo de detrás de esta foto, tendríamos la mesa y la cocina, que podéis ver con todo detalle en este post. 

Voy a ir rincón por rincón contando de dónde es cada cosa para que podáis tenerlo siempre aquí cuando no sepáis dónde encontrarlo. 

Por el mismo motivo que queríamos separar el espacio en dos estancias pero sin perder amplitud, nos decantamos por un sofá de tipo Chester. Es cierto que no son los sofás más cómodos del mundo si quieres estar sentado. Tumbado sí que lo son, pero al ser tan bajitos no te recogen el cuello y la cabeza. Al no tener televisión no es una postura que echemos en falta, ya que siempre estamos o tumbados o jugando con las niñas en el. Pero sí, si lo que buscáis es un sofá cómodo para vuestras siestas y películas, éste no es. Lo compramos en una venta de Westwing, ahora tenéis uno parecido aquí. 

De mesa de centro tenemos una de Westwing (que a menudo suele salir de nuevo en ventas parecidas) y la alfombra de yute de Ikea que podéis encontrar aquí. 

Al lado derecho del sofá tenemos un sillón mariposa que es gloria bendita. Yo creo que es lo más parecido a una hamaquita de bebé en tamaño adulto. Te recoge la espalda de manera totalmente ergonómica, es una pasada. También lo compramos en Westwing. 

En la esquina tenemos nuestra querida estufa que nos calienta y enamora en los días de invierno. Creo que era lo más claro que teníamos los dos que pondríamos cuando nos estábamos reformando el apartamento. La compramos en chimeneas pío, aunque estuvimos mirando en mogollón de sitios. Recuerdo que fue un auténtico dolor de cabeza porque te mareas con tantas opciones y precios. La nuestra calienta unos 40m cuadrado, más que suficiente para nuestro apartamento. Aunque también contamos con una bomba de calor (que también es aire acondicionado en verano) y radiadores eléctricos en las dos habitaciones y el lavabo. Además los conectamos a la wifi de la casa para poder activarlas unas horas antes de subir. En el pueblo hace mucho frío y una casa cerrada durante 2 semanas es un auténtico iglú. 

En el medio de la pared central clavamos una embocadura de chimenea que también compramos en alguna venta de Westwing. Inicialmente era de color madera, pero al final, decidimos pintarla toda del mismo blanco. Por sí sola ya tiene mucha personalidad así que queríamos darle también importancia a las piezas que colocamos encima. Algunos portavelas, unos calcetines y eucaliptos en navidades… y un cuadro que pintamos Valentina y yo el pasado verano después de no encontrar nada que nos gustara. Y la verdad, ¡estamos encantadas!

Tanto los dos apliques negros de las paredes como las sillitas de reno también son de Westwing. Como veis, mucho es de allí, y es que como tuvimos tiempo (la reforma se retrasó muchísimo), íbamos entrando en las ventas que iban saliendo que nos cuadraran con lo que buscábamos e íbamos comprando poco a poco. Ahora, estoy atenta a ver si sale otra vez la venta de las sillitas para #baby3. 

Y por último en el rincón de la izquierda, tenemos la cómoda de ratán de Ikea, la Stockholm 2019 que por el momento está agotada, no sé si volverán a reponerla o no. Espero que sí, porque es una auténtica monada. Encima siempre hay algún florero o planta con tiestos de artesanos del pueblo, una lámina de anthologie de papier con nuestros nombres o el arcoíris de lana de the pink moon studio

¡Y creo que no me dejo nada! Espero que el post os sirva de inspiración y cualquier cosa no dudéis en hacérmela llegar en los comentarios. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.