Rituales de cumpleaños

Hoy Valentina cumple cuatro años. Cuatro años. OMG

Supongo que como yo, muchas, los días previos al cumpleaños empezáis a recordar que hacíais justo en ese momento X años atrás. El parto de Valentina fue muy especial (os lo conté aquí), y estos días no he podido evitar acordarme de cada momento y releer lo que escribí en su momento. 

Cuatro años, no me lo puedo creer. Con lo lento e intenso que fue el primero… siento que estos tres se me han escapado de las manos. Suerte de las noches toledanas que hacen que todo se haga más largo 😉

Esta última semana ha sido muy especial en casa, encendiendo una vela cada noche en su espiral de aniversario, y viviendo la cuenta atrás para este día tan especial para ella. Cada noche cuando encendía una vela, además de contar y recontar cuántos días quedaban para hacer 4, hablábamos de todo lo que habíamos vivido en este último año: todo lo que había hecho y aprendido. Y sobre todo, haciéndole saber lo agradecidos que estamos, sencillamente, por estar a su lado y poder vivir junto a ella todos estos momentos. 

Hoy cuando se ha levantado (estoy escribiendo esto desde el pasado, con lo que sé lo que va a ver pero no tengo fotos in situ para mostrároslo), se ha encontrado un caminito desde su cama hasta el comedor hecho con sus juguetes (nins, animales, piezas…). En el comedor cada año, ponemos un globo con su nombre atado a su silla y en ella su corona de fieltro y su capa. Todo listo para celebrar que ha completado una vuelta más al sol. 

El año pasado ya quería hacerme con uno de estos círculos de aniversario, pero no llegué a tiempo. Julieta acabada de nacer, vuelta al trabajo de Ramon, preparativos de la fiesta, dos niñas, el trabajo… Para el primer cumpleaños de Julieta me fue imposible encontrarlo disponible, así que antes de Navidades me puse en búsqueda para conseguirlo en su cuarto aniversario.

Lo encontré en LoraLora. Se trata de un círculo de madera hecho con cuatro piezas y tres agujeros en cada una de ellas. Las combinaciones son muchas y cómo utilizarlo y con qué son tan personales como la familia que vaya a usarlos. Cada uno puede crear su pequeño ritual. Yo escogí la pieza con el número 4 , 4 velas y 4 elementos que tuvieran algún simbolismo para ella. En esta ocasión he sido yo quién lo ha escogido, porque queríamos que fuera una sorpresa, pero quizás el año que viene le proponemos a ella que escoja su siguiente figura o únicamente añadimos una vela más. 

En cuanto a las velas son de cera de abeja y las compramos aquí. Son las que usamos para encender durante las cenas, 

Hoy celebraremos su cumpleaños en familia y el sábado será la fiesta con los amigos y con todo lo que hemos preparado durante estos días. Ya os contaré, esperemos que el tiempo aguante y que disfrutemos de una bonita fiesta. 

1 Comentario

  1. Sara enero 28, 2020 - 2:10 pm

    Me parece una idea preciosa y me quedo con la frase de «haber dado una vuelta más al sol». Tengo dos preguntas ¿cuando comienza a encender las velas? Es decir con cuanta antelación porque no hay tantos agujeros como días… ¿ es por meses? Y por otro lado comentaste en un post que las velas las encendía ella con cerillas largas ¿desde cuándo empezó a hacerlo? Claro, es que tema fuego nos cuesta un poco en general. Gracias y feliz cumple V!

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.