Ocarina Player

¡Hola de nuevo a todas!
Hace unas semanas me dejaron probar un nuevo juguete educativo que ha llegado hace muy poquito a España después de haber tenido muchísimo éxito en otros países. De entrada su descripción me encantó ya que lo vi súper innovador. Ya lo hemos recibido, lo hemos probado y os doy mi opinión al respecto.

Se trata de Ocarina, el primer MP3 pensado para satisfacer las exigencias tecnológicas de los niños de hoy, pero siguiendo una línea Montessori. ¿Chocante verdad? Os cuento un poco más…

Ocarina ha sido creado por un padre para sus hijos, así que su creación nace del seno de una familia italiana con el fin de llegar a todos los niños del mundo. En el interior de Ocarina Player hemos encontrado audios que están disponibles en inglés, alemán, francés, y pronto también lo estará en español.

Cuando llegó a casa y lo abrimos Valentina y yo, os puedo asegurar que estaba leyendo las instrucciones y no había terminado que Valentina ya lo había encendido. Me quedé muy sorprendida ya que como sabéis no es una niña que esté acostumbrada a tratar con material tecnológico, pero lo cierto es que es muy básico, fácil e intuitivo.

El modelo que véis en las fotos es la Ocarina Xmas Edition (ya que la podéis encontrar en otros colores), y esta está especialmente dedicada a estas fechas. El acabado está en mate, con un material muy gustoso y una forma ergonómica. Además en su interior hay canciones originales y cuentos perfectos para entrar en el espíritu navideño.

Seguramente os preguntaréis, ¿y qué tiene de especial? Pues a mi me encantó cuando empezó a sonar el primer cuento, y es que en aquel instante recordé los viajes en coche con mis padres escuchando los cassetes de relatos de cuentos. Miraba hace poco un vídeo de una youtuber maestra que contaba precisamente esto: la necesidad de volver a contar cuentos “como antes”, sin láminas, sólo con la voz. De este modo, toda la imaginación de los niñ@s entra en plena efervescencia sin ningún tipo de condicionamiento.

Otro punto a favor, es que Ocarina prescinde de una interfaz de video y no necesita una conexión a internet o una app para funcionar: se puede usar desde cualquier lugar, y yo le veo un lugar increíble: el coche. Ya sabéis que para nosotros siempre ha sido un punto flaco y que conseguimos hacerlo más llevadero a través del iPad, y ahora poquito a poco lo vamos retirando. Seguro que Ocarina nos lo pondrá un poquito más fácil.

Además de ser ergonómico para los peques, es muy fácil de manejar y de entender con lo cual los peques tienen una gran autonomía e independencia en su manejo (y a la vez nos da una seguridad de su uso a los padres ya que no hay ningún peligro).

Ocarina puede contener hasta 24 horas de canciones, voces y cuentos y es ideal para peques de hasta 6 años. Lo curioso es que tu puedes introducir tus canciones preferidas y además grabar tus propios audios (ya sean canciones, cuentos, saludos… a mi se me ocurrió enseguida incluir las rimas y canciones típicas de su escoleta).

Se usa sin auriculares, es resistente a golpes y sus mandos son muy intuitivos. Está hehca de materiales 100% libres de tóxicos y su goma cuenta con la certificación FDA.

¿Qué os ha parecido? ¿Conocíais Ocarina? ¿Creéis que es un buen sustituto para las tablets? En España podéis adquirir vuestro Ocarina Player en Amazon.es o directamente a través de la web www.ocarinaplayer.com

Post patrocinado por Ocarina Player

13 Comentarios

  1. Ale diciembre 18, 2018 at 10:28 am

    que bonito!

  2. Paula diciembre 18, 2018 at 11:10 am

    Me parece un juguete muy interesante y como bien dices, una alternativa muy buena para evitar la tecnología.
    Gracias por compartir.
    Un saludo.
    Paula

  3. Judit diciembre 18, 2018 at 4:03 pm

    Que interessant! Fa dies que busco un gadget d’aquest estil, que permeti escoltar música sense que la nena quedi absorbida per la pantalla!
    Gràcies!

    1. estoreta diciembre 18, 2018 at 4:09 pm

      si! per mi es bastant complert! Men alegro que t’encaixi!

  4. Ana diciembre 18, 2018 at 5:21 pm

    Me ha parecido interesante… pero a 100 euros no sé si ya me interesa tanto. No digo que no lo valga. Pero para lo que me aporta no lo veo. Les pongo la música en el coche desde mi teléfono o en casa con los altavoces o cantamos o contamos.

    Siempre hecho de menos la valoración en relación con el precio en los productos. No crees que es interesante saber eso? Gracias!

  5. Marta diciembre 18, 2018 at 7:35 pm

    m’agrada molt la idea, gràcies per compartir!
    qué trobes del preu?
    pot ser m’equivico però ho veig una mica car per el cost de fabricació. Qué és el que l’encareix?

  6. Noe diciembre 18, 2018 at 7:49 pm

    Nosaltres pel cotxe fem servir 2 coses.
    A l’spotify també hi ha contes. El programa una mà de contes té una llista amb alguns dels audios del programa.
    I després si vas a la web de vivimdelcuentu.org (grup del qual formo part) també tenim gravacions de contes que hem enregistrat.

  7. Violeta diciembre 18, 2018 at 9:24 pm

    Que guay! Justo estaba buscando algo así, para poder dejarle poner música sin encender la pantalla.

  8. Eva diciembre 18, 2018 at 11:10 pm

    Aix l’,he comprat .Espero que al meu micu li agradi. I valgui la pena!! Ara feia dies que no et llegia i veus no puc fer-ho perque desprès compro !!🤣🤣🤣
    No gràcies de veritat per fer-nos conèixer coses xules !!

  9. Maria diciembre 19, 2018 at 2:47 pm

    Mai t’han agafat el telf. O la tablet? Que fue si te interes?

  10. Joy diciembre 19, 2018 at 10:30 pm

    Me encantaría probarlo ya
    Es una idea genial

  11. Harmonie Koch diciembre 20, 2018 at 2:13 am

    La radió Lunii también es muy divertida i deja el niñ@ decidir el personaje, el lugar y algún objeto del cuento que va a escuchar… Una buena opción también.

    1. estoreta diciembre 23, 2018 at 4:25 pm

      No lo conocia, gracias Harmonie!

Dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.