Rutinas con Lilliputiens

¡Hola a todas!
Hacemos un parón en esta semana de decoración, para hablaros de algo que también me encanta y apasiona: la educación. Ya sabéis que me encanta compartir con vosotras tips, reflexiones, y a la vez cuando llega a mis manos materiales que creo que son súper útiles, compartirlo con todas vosotras. ¡Juntas hacemos tribu!
 
Pues bien, hoy quería hablaros sobre la última colección Primavera/Verano que ha sacado la firma de Lilliputiens (de la que ya os he hablado en otras ocasiones, cuando Valentina era un bebé aquí). La nueva colección es increíble y preciosa (podéis verla toda aquí), pero yo hoy en concreto os quería hablar sobre una que es “César y el cuento de mi día”
 
Pero antes dejadme haceros una mini intro de esta casa y por qué se ha ganado un gran rincón en nuestra casa. Lilliputiens es una firma de juguetes que son en su mayoría de tela y cartón y con un uso de colores súper bonitos, nada estereotipados ni sexistas (cosa que parece increíble, pero que sigue siendo difícil de encontrar). Además su historia es muy bonita, ya que Lilliputiens nació de la unión de un grupo de madres con una misma pasión: crear juguetes de calidad para sus pequeños. Y así crearon esta colección de juguetes para niños de 0 4 años (además de objetos de decoración y mochilas/accesorios de viaje). Cuentan con una gama de divertidos personajes que ilustran cada uno de los juguetes y que les dota de una personalidad propia y única: La gallina Ophélie (en serio, es como una rock star para Valentina), el oso César o el divertido lobo Nicolás son algunos de ellos. En esta nueva colección se una a la familia el rinoceronte Marius. Y en concreto yo he escogido a Cèsar, el lobo porque el material didáctico me ha parecido increíble. Podéis ver el producto aquí. 
 
 
Se trata de una circunferencia de tela que simboliza el paso del tiempo (de un día). En el inicio hay el sol y al final la luna, lo que hace que sea muy sencillo y claro para los pequeños. Tiene dos bolsillos en los que guarda muchísimas actividades que se pueden hacer a lo largo de un día. Incluso hay algunas en blanco por si hay alguna actividad súper importante para los pequeños y que no se haya contemplado. Las etiquetas se enganchan con velcro de modo que es súper fácil tanto de poner como de sacar. 
 
 
Y ahora me preguntaréis ¿y qué tiene de especial? ¿Qué nos aporta un juguete así?
Pues bien, para los niños el tiempo es un concepto súper abstracto y difícil de entender. Ellos viven el aquí y el ahora y no entienden que después de la siesta sí que se podrán tomar un zumo pero que ahora no porque están a punto de comer. Por ejemplo Valentina, se ha pasado mucho tiempo creyendo que cuando se levantaba de la siesta volvía a empezar el día, así que ella me pedía que le preparara el menú de desayuno: cereales, yogur y fruta. La pobre se debería de pensar que su padre estaba en casa día sí y día no. Tiene su gracia, pero es un claro ejemplo de que para ellos todo es muy inestable y confuso, así que todo lo que consigamos materializar y mostrar físicamente les ayudara a entender el paso del tiempo, las rutinas y sobre todo las secuencias. 
 
 
Nosotras hemos toqueteado el material y de primeras se me ocurren dos grandes aplicaciones para el:
– Para hacer un repaso de tooodo lo que hemos hecho a lo largo del día. Que vayan siendo conscientes de las diferentes partes de un día (mañana, tarde y noche), para recordar todo lo vivido… y además será un material que nos proporcionará muchísimo diálogo con nuestros hijos, no contarán que ha pasado y será una excusa para trabajar el lenguaje oral y la comunicación
– Para organizarlo. Es decir, reunirnos por la mañana y contarle qué vamos a hacer hoy. Quizás no tiene sentido hacerlo todos los días (o sí, si hay distintas actividades), pero para días excepcionales o especiales pienso que puede ser de mucha utilidad, sobre todo para aquellos niños a los que las “no rutinas” les causan angustia y estrés. Poder anticiparnos, explicarles de manera lúdica y divertida qué va a pasar y cómo, es muy importante para ellos y para todos los niños en general. Podéis encontrar las tiendas que venden Lilliputiens aquí. 
 
¿Qué os parece? ¿Os gusta? ¿Vosotras también hacéis servir recursos para hablar del tiempo con vuestros peques?
 

Dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *