¡Empiezan las vacaciones!

Sí! Al fin, después de tanto pensarlas, soñarlas y prepararlas, tenemos las vacaciones a la vuelta de la esquina. Les tengo muchísimas ganas, y es que aunque el verano pasado fue le primero siendo tres, me da la sensación de que este año las vamos a disfrutar más. Al ser Valentina más mayor, poder interactuar más con ella, que sea más consciente de todo… El año pasado no nos atrevimos a irnos de Vacaciones demasiado lejos, así que disfrutamos de las magníficas playas que tenemos cerca.

Este año nos atrevemos a coger avión a pasarnos unos cuantos días en ruta conociendo los Países Bajos. Apenas queda una semanita para irnos, pero el ambiente vacacional ya se respira en casa desde hace unos días: aunque quise resistirme caí en la bendición del aire acondicionado (muy flojito y a 27 grados, eso sí), una piscinita en el balcón y el traje de baño como uniforme.

Pensaba que no iba a hacerle mucho caso a la piscina, o que sólo se querría meter si yo lo hacía, y me ha sorprendido gratamente. Al poder abrir completamente las ventanas de nuestro salón, la terraza queda integrada, y yo puedo estar haciendo cosas dentro (como ahora mismo escribiendo este post) y ella chapoteando como una posesa a escasos metros. 

Es increíble como llegamos a casa y ya me dice: “¡mama!”, haciendo aspavientos para que le saque la ropa. En eso, (tampoco) ha salido a mi, que yo soy más de secano y a la sombra.

Las visitas a nuestro querido parque también se han reducido a horas intempestivas: o antes de las 9 de la mañana o a las 7 de la tarde. Nos llevamos todos nuestros cachivaches en el carro y nos plantamos en la mejor sombra de todo el parque. Aquí la salvaje se despierta a las 6 de la mañana, sí, sí, SEIS DE LA MAÑANA. Así que a las 9 viene siendo como casi medio día para nosotras…jajaja!

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina, y el segundo verano de Valentina no ha hecho nada más que empezar. Estoy segura que nos esperan millones de momentos, experiencias y recuerdos que vivir y que espero poder guardar muchos de ellos en la cámara. Porque no me quiero perder ni una de sus caras de fascinación…

Seguro que vosotras también vais a vivir grandes momentos en familia y con vuestros peques así que si os animáis a subir fotos de momentos mágicos, podéis hacerlo con el hastag @BabyJoyImaginarium y etiquetando a @imaginarium. No hace falta que sea con productos de la marca, si no momentos felices que viváis este finde. Entre todos los que participéis sortearé un lote playero como este:

El lote está formado por una toalla de playa con capucha, un set de cubo pala y rastrillo, una regadera, una bolsa térmica para alimentos, una botella, y tres moldes de playa en forma de estrella, cangrejo y ballena. Son todos preciosismos, y la calidad estupenda! Así que ya sabéis cuando subáis fotos d vuestros momentos especiales de verano acordaros de incluir el hastag #BabyJoyImaginarium.

¡Hasta mañana!

 

5 Comentarios

  1. Berta Junio 27, 2017 at 8:32 pm

    M’encanta Esther!! Siempre llegeixo les teus post i participo las sortejos!!! Alguna foto farem plenament d’estiu 😉 i a veure si tenim sort i guanyem! !😘😘

  2. Amparo Junio 29, 2017 at 2:20 pm

    Hola! Me encanta el post de las vacaciones y me encantan las sandalias marrones! Me podrías decir de dónde son?
    Gracias!
    Amparo

    1. estoreta Junio 29, 2017 at 7:07 pm

      la marca es camelot

  3. Aiora Julio 6, 2017 at 5:03 am

    Hola!
    Nosotros tb tenemos piscinita en la terraza, pero ha encantado esa especie de fuente que tenéis. Me podrías explicar que es?
    Gracias

    1. estoreta Julio 6, 2017 at 12:39 pm

      Todo es de imaginarium!

Dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *