stokke1

3 Comentarios

  1. Patri septiembre 12, 2017 at 3:40 pm

    Guau!!! No tengo palabras. Me has emocionado muchísimo. Me he visto tan reflejada!! Muchas gracias por compartir algo tan íntimo que no todo el mundo comprende. Gracias de corazón

    1. estoreta septiembre 12, 2017 at 7:44 pm

      Muchas gracias a ti por leerme!

  2. Marta septiembre 12, 2017 at 8:24 pm

    Madre mía… lamento mucho lo duro que ha tenido que ser para tí y tu pareja. Hacen falta más testimonios como el tuyo, que cuenten las vivencias y el día a día real… que no todo es tan bonito ni idílico. Me he encontrado en tu situación, en mi caso, cuando nuestra hija nació, la lactancia se convirtió en una tortura, y las frases de consuelo eran: “tranquila, que duela es lo normal, tienes que seguir.” Y estuve tres largas semanas con unas grietas horribles en los pezones. Se me curó y ya llevamos 10 meses de lactancia, pero fue muy muy duro. Después meses y meses sin dormir. Teniendo que rendir al máximo en el trabajo y en casa. Sin ayuda de familiares.
    Sintiendo de todo.
    La miro a ella y sé que junto a su padre, son lo mejor que me ha pasado. Su risa me ensancha el corazón y lu ilumina todo, pero los momentos duros, desgarradores y en los que te sientes sola y culpable también están ahí.
    Mucho ánimo para todas las mamás y papás.

Dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.