DIY: personalizar una casita de muñecas

¡Hola a todas!

Hoy os traigo un DIY muy facilito para custodiar y darle un toque personal a vuestras casitas de muñecas. Ya sabéis que por aquí una es una gran amante de las casitas y que tenemos dos, una en casa y otra en el apartamento. Son dos casitas muy distintas y la que hoy os quiero enseñar se trata de una casita XXL de madera, muy amplia y que podéis encontrar tanto en las tiendas de Blaubloom como de Mimu Handmade.

La casita es preciosa, no haría falta hacerle nada porque es bonita por sí sola, pero una que no sabe estarse quieta ya hace tiempo que compró papel para empapelar las paredes y tenía en mente hacer 4 cositas y no he podido evitar darle mi toque. Hacía muchos meses que tenía pendiente hacerlo y por suerte la terminé antes de que llegara Julieta. 

Me habéis preguntado muchas por los materiales que he escogido así que ahí va lo que he usado para tunearla:

Papel de pared de Cath Kidston

Retales de tela de Tilda

Letreros con nombre de madera de Mimu Handmade

Postales Maileg de Blaubloom que he ido guardado de los paquetes y pedidos de estos años

Cuerda rústica finita

Pegamento líquido

Máquina de coser

El paso a paso de la casita es muy sencillo, es más el disfrute de hacerlo que no la dificultad. He disfrutado mucho haciéndola y de alguna manera he vivido aquellas cosas que siempre nos hubiera gustado vivir de pequeña y que recuperamos a través de nuestros hijos. Creo que es de las cosas que más me gusta y más disfruto de recoger. 

Primero lo que hice fue medir las paredes y hacer los recortes de los papeles. Fue la parte más complicada, sobre todo la buhardilla ya que es estrechilla y con esta barriga que no me deja acceder a los fondos suerte tuve del amore. El papel de Cath Kidston es increíble, el material es…. buf! Tiene incluso relieve. Diría que este ya no lo tienen disponible en la web, ya que como os he dicho lo compré hace bastantes meses, pero cualquiera de los que tenéis en su web son divinos y de muy buena calidad. Os dará de sobras y podréis guardarlo para próximos proyectos. 

Después tocó el turno a las cortinas. Para ello únicamente cogí retales de telas Tilda que tenía guardados en las cajas de mi antiguo taller y cogí los que mejor combinaban con las paredes e hice los bordes con la máquina de coser. En la parte superior antes de coser pasé un poco de cuerda rústica para poder colgarlas con ayuda de argollas muy pequeñitas que enrosqué en los laterales de las ventanas. Atándolas con nudos quedaron estupendas. 

El toque final fue pegar los nombres de las peques en las supuestas habitaciones y también las postales que tenía guardadas de Maileg a modo de cuadros. Los nombres en madera nos los personalizó Mimu Handmade (os he dejado el link arriba con los materiales), y la verdad es que es un recurso que se puede usar para mil y un usos. 

¡Y listo! Ya tenemos nuestra casita de muñecas personalizada. Ahora no la tenemos en casa si no que la hemos llevado al pueblo, ya que tal y como os dije en su momento la idea de esta casita era tenerla allí. Lo que pasa es que le proyecto del mini apartamento ha sido lento (y todavía sigue) pero espero que antes de Navidad ya esté todo listo para que podamos pasar las vacaciones allí. Al ser tan pequeño no tendrá espacio de juego interior así que consideramos que la mejor opción era coger una casita que encajara a la perfección con la Deco y que fuera el motivo de horas y horas de juego con la estufa de leña de fondo. ¡Qué ganas! Od dejo algunas fotos de ahora:

En cuanto esté todo listo, por supuesto os prometo mil y una fotos. De momento os dejo los links donde podéis comprar la casita, tanto en Blaubloom como en Mimu Handmade. Es un regalo estrella para estas Navidades 😉 Y para las que ya estáis inmersas en el mundo Maileg, siempre podéis ampliar la colección con las novedades de este año, que son…

Post Patrocinado por Blaubloom y Mimu Handmade

Dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.