Maileg loves Blaubloom

¡Hola chicas!

Aunque ha estas horas estaré por Madrid, os dejo bien programado el post del día de hoy, ya veis que soy chica responsable y organizada 😉

Hoy quería enseñaros algo que ha causado furor en casa y también en redes, porque es así: cuando hay algo que realmente gusta, se nota, traspasa la pantalla, vosotras lo notáis y me llenáis el buzón preguntando por ello, así que hoy os hablo un poquito de como está siendo el juego de muñecas y casitas con Valentina. 

Como siempre os soy sincera y os digo que de entrada, los Maileg me gustaban a mi, por eso incluso antes de que Valentina naciera ya tenía conejos de todas las medidas esperándola en su habitación. Las que me seguís desde hace tiempo, de mis tiempos costuriles, recordaréis mi pasión por las telas y patrones Tilda, así que seguro que le encontráis algún parecido. Sin duda el origen siempre es común: nórdico. ¿Qué tendrán están gente que todo lo hacen tan bien?

Pues bien, que me enrollo. Tenía clarísimo que los muñecos que habitarían la casita de muñecas y los muebles serían Maileg. Si hay más apasionadas, locas y amantes de todo este mundo, sin duda tenéis que conocer Blaubloom, ya que allí es donde encontraréis TODO sobre el mundo Maileg, son sin duda la tienda de referencia así que os recomiendo daros un paseo por todas sus categorías. 

Desde que empezamos a llenar los pisos de la casita victoriana con muebles y muñecos, todo cobró otra dimensión para ella. Empezó a llamarle la atención de una manera increíble y de verdad que tanto el amore como yo alucinábamos de lo pequeña que era y lo concentraba que se quedaba en el juego (20 minutos eh? Ahora no os penséis que mi hija se pasa horas con la casita. Por favor, que es un salvaje). 

Bien, el caso es que verla jugar de esa manera tan delicada, tranquila y concentrada me enamoró tantísimo que claro, yo también le puse de mi parte para que aquello fuera a más. ¿No os pasa que a veces notáis como vuestra pasión la traspasáis a vuestros hijos? Pues creo que aquí nos pasó algo parecido, y ahora disfrutamos mucho haciendo el te para los conejitos, o las rutinas de baño y dormir. 

Pues bien, aquí tenéis una propuesta más e ideas para posibles regalos de reyes. Sin duda a Valentina, alguna cosita de Maileg caerá para seguir ampliando la casa. Para las que estéis como yo, os informo de que este fin de semana habrá Mercadillo en Blaubloom (calle cementerio, 2 de Sentmenat) dónde podéis encontrar auténticas gangas Maileg a súper buen precio.  Realmente vale muchísimo la pena ir, además también hay elemento navideños decorativos y unas exposiciones increíbles. Os dejo algunas fotos de la pasada semana:

Y la foto, LA FOTO. Madre mía cuando entré en la habitación y vi esta casita de dos metros por 4… casi me da algo. ¿Quién pudiera tener una así en la Play Room?!!

El pasado fin de semana también coincidió con el día que hice dos talleres de calendarios de adviento DIY. Este año, lo hicimos de madera natural, con pinzas decoradas con cintas Maileg y quedó precioso. Aquí podéis ver a mis estupendas alumnas y sus creaciones:

Como veis fue un día de los más completito. Realmente los talleres de Navidad son de mis preferidos, así que estaros atentas que durante esta semana os diré cuándo y de qué serán los próximos. Y si no tenéis plan para este finde acordaros de pasaros por el Outlet de Blaubloom y haceros con algunas preciosidades Maileg a precios increíbles. ¡Nos vemos mañana!

1 Comentario

  1. Bego (@telma_and_jon) noviembre 16, 2017 at 7:36 am

    Ohhhh me ha gustado mucho el post! Increíble el mundo Maileg!

Dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *