DIY: pajarita para amores

¡Hola a todas y feliz semana! Aunque por aquí hemos tenido el día festivo, me he “obligado” a publicar para no perder la rutina que había empezado la semana pasada. Como os dije, hoy toca lunes de DIY y aprovechando que Lidl me envió una de sus nuevas máquinas de coser Singer, fue la excusa perfecta para ponerla a prueba y hacer un primer proyecto. 

Aún así, es un DIY taaaaan fácil que se puede hacer sin máquina o sin apenas saber coser, creedme. Con un poquito de tela haréis una pajarita totalmente personalizada. 

Materiales:

Máquina de coser

Retales de la tela que escojamos

Tijeras

Hilos y agujas

Imperdible 

Bien, ya os conté que los próximos fines de semana tenemos doblete de bodas, las primeras desde que nació Valentina, así que nos hace mucha ilusión compartirlo con ella. Para la ocasión escogí un vestido suuuper sencillo que compré en USA a través de una amiga mía. De hecho, compré dos vestidos, uno para mí y el otro para hacerle un vestido a Valentina y una pajarita para el amore, así que estás han sido las telas escogidas. 

La verdad es que nunca me hubiera imaginado que la tela sería tan complicada, ya que es súper elástica, pesa poquísimo, tiene muchísima caída y para coser es un rollo porque se escapa mogollón. Es por eso que entre medías de las telas he puesto una loneta para que cogiera fuerza y rigidez. Os aseguro que es súper fácil, la he hecho en 30 minutos de reloj!

Lo primero que hay que hacer es un rectángulo de aproximadamente 8cm x 13 cm, en los tres recortes.

Yo siempre uso los bolis FRIXION ya que con el planchado se borran y así me puedo marcar perfectamente las lineas de costura sin equivocarme y sin que luego se quede la marca.

Como os he dicho he tenido que poner una loneta, así que al coserlo al revés el orden de éstas ha sido: las dos telas estampadas mirándose entre sí, es decir, estampado con estampado; y la loneta al final. Tal y como se ve en la foto. De este modo, cuando cosamos y giremos, la loneta se quedará en medio y no se verá. Ponemos agujas para que no se escapen las telas y cosemos. Dejamos una apertura de unos 2-3 cm para poder darle la vuelta. 

Una vez cosida, cortamos bien los lados para evitar que queden el mínimo de tela posible, y también las puntas para poder darle la vuelta sin problemas. 

Una vez del revés, ya sólo nos queda coser con punto invisible el trocito de costura que hemos dejado abierto. 

Ahora toca el turno de convertir este rectángulo en una pajarita, así que doblamos a modo de acordeón, como nosotras veamos y a nuestro gusto. Fijamos con unas agujas y damos unas puntadas para que quede bien atada y marcando la forma de pajarita. 

¡Lista!

Ahora toca hacerle una tira para esconder las puntadas del medio y para terminar de darle forma. Ya veréis como el resultado es increíble. 

Cortamos dos rectangulos, cosemos del revés dejando una apertura y damos la vuelta, exactamente lo mismo que con la pajarita. 

Pasamos la cinta alrededor de la base de la pajarita y pasamos unas puntadas para fijarla por la parte trasera. Y ahora sí que sí, ya tenemos lista nuestra pajarita personalizada!

Para colocarla tenéis dos opciones, o poner un imperdible y unirla con el cuello de la camisa, o usar la cinta de otra pajarita. También hay la posibilidad de hacer vosotras mismas la cinta, pero tendríais que medir muy bien el contorno de cuello o hacerlas de esas regulables, y sinceramente, no teníamos tiempo de hacerla tan compleja, así que nos hemos decantado por esta opción más sencilla pero que el resultado ha sido buenísimo!

¿Os ha gustado? Estad atentas que el sábado os enseño el look familiar al completo, ¡Nos vemos mañana!

 

Dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *