¡Heygo!

¡Hola a todas! ¿Cómo ha ido este fin de semana largo?

Quizás para algunos ha sido un poco más largo que el resto. Por aquí hemos trabajado duro haciendo talleres non-stop en el Handmade Festival, fue toda una experiencia. 

Hoy quería hablaros de un servio que probé la semana pasada y por el que muchas me preguntasteis: la fisio a domicilio que vino a casa a través de la app Heygo.

 

Al principio os sonó como algo súper exclusivo pero realmente creo que es una app que nos facilita mucho la vida a las madres (o al resto de mortales) en que el tiempo para nosotras es algo que brilla por su ausencia, pero sobre todo para las que dejar a los niños con alguien e ir hasta el fisio se convierte en un reto de malabarismos. Al menos en mi caso me costaba encontrar hora que encajara; que el amore hubiera vuelto del trabajo pero que no fuera demasiado tarde para la peque, que es día no pasara nada porque al final acaba anulando muchas veces. 

De este modo, tu buscas el servicio que te interesa, en mi caso era fisioterapeuta, (pero hay servicios de todo tipo como canguros, clases particulares, talleres, obreros, etc) y filtras por tu zona. En la pantalla te aparecen todas las posibilidades y además con recomendaciones de otros usuarios. Yo escogí la que mejor valoración tenía en Heygo y quedé encantada. 

Además puedes reservar y pagar los servicios mediante la misma aplicación, de manera súper fácil, cómoda y segura ya que están cubiertos por un seguro de responsabilidad civil con Allianz, cosa que garantiza mucha tranquilidad por parte del comprador. 

Andreina llegó a casa super puntual con todo lo necesario para el masaje: camilla, aceites, toallas… El masaje duró aproximadamente 1 hora, y la peque estuvo por casa jugando hasta que se cansaron y fueron a dar una vuelta. 1 hora realmente pasa rápido, y más cuando “no pierdes tiempo” en coger el coche, ir a la masajista, volver… y se te pasa toda la tarde. 

Andreina me preguntó para saber acerca de mi y las posibles contracturas que podía tener. También me preguntó que tipo de masaje quería si más descontracturante o relajante, y tengo que confesaros que aunque hubiera necesitado hora de pico y mazo para sacarme los nudos que tengo, le dije que hiciera mitad y mitad porque realmente necesitaba desconectar un poco. 

15 meses de dormir poco, en malas posturas, de dar el pecho, de cargar en brazos y de portear pasan factura a nivel físico, así que de vez en cuando tanto el amore como yo, nos pasamos el ITV y nos dejamos la espalda como nueva. Lista para que la salvaje haga de las suyas. 

Os animo a echar un vistazo a la App de Heygo, tanto si buscáis una fisio a domicilio como cualquier otro servicio, seguro que encontráis algún servicio en vuestra zona que podéis necesitar.

Nos vemos mañana, con un nuevo post. ¡Gracias por estar ahí!

Dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *